bruxismo que es

Bruxismo: ¿qué es y cómo nos afecta?

Hay patologías que son mucho más comunes de lo que pensamos. Sí, enfermedades que sufren muchas personas y que, a veces, no sabemos muy bien a qué se deben. Hoy, os vamos a hablar de una de ellas: el bruxismo.

Algunos estudios hablan de que un 20% de personas padecen bruxismo, ¿pero en qué consiste? ¿Cómo nos afecta? En este artículo, puede que os encontréis con más preguntas que respuestas y es que todavía no hay investigaciones acreditadas al respecto y que se ciñan a un solo factor para provocarlo. Así, además de ver qué es el bruxismo, también veremos cuáles son las medidas paliativas.

¿Qué es el Bruxismo?

El bruxismo es una patología por la cual se aprietan las mandíbulas y rechinan los dientes. Se produce por la tensión mandibular y de forma subconsciente. Por norma general, se suele producir durante la noche, más que por el día.

Esto hace que, para la persona que lo sufre, sea difícil de detectar. De hecho, muchas veces se detecta porque la pareja lo oye mientras duerme o porque en una revisión se ha podido comprobar que existe un desgaste inusual en algunas de las piezas dentales. Como veis, la revisión anual con el dentista puede serte de gran ayuda, ¡recuérdalo!

Causas del Bruxismo

Como hemos comentado antes, no hay una investigación clara que indique un factor imprescindible para la aparición del bruxismo. Sin embargo, es cierto que se hace más notorio en personas de entre 35 y 40 años que viven en grandes ciudades, indistintamente de si son hombre o mujer.

Entre las causas que más se suelen relacionar con el bruxismo, podríamos hablar de problemas vinculados a la salud de nuestra mente. Así, el estrés y la ansiedad, además de los trastornos y malos hábitos de sueño, pueden estar entre las causas del bruxismo.

¡Ojo! Porque no son los únicos factores que se relacionan con esta patología. Hay otros más que tienen que ver con la mala alineación de los dientes, los malos hábitos alimenticios o el sedentarismo.

¿Cómo nos afecta el Bruxismo?

Tal y como hemos comentado, muchas personas se dan cuenta de que padecen bruxismo por su dentista, ya que se ha percatado del desgaste del esmalte dental. En este sentido, el propio desgaste del esmalte es un problema, ya que puede generar una molesta sensibilidad dental al ingerir bebidas o alimentos fríos o a alimentos dulces.

Ahora bien, hay otras consecuencias del bruxismo y que hace que pueda constituir un problema serio en el bienestar y el día a día.

El bruxismo puede generar mayor ansiedad y mayores problemas del sueño, generando insomnio. Según se desprende de estudios recientes, el 90% de las personas que padecen bruxismo presentan apena de sueño en alguna de sus diferentes fases. De la misma manera, puede generar otras dolencias físicas, como dolor e inflamación mandibular, dolor de oído o de cabeza.

Prevención del Bruxismo

Al ver los diferentes factores que pueden incidir al bruxismo, se puede deducir que hay muchas técnicas que nos pueden ayudar en mayor o menor medida a prevenir este problema.

La idea es tener conseguir un estilo de vida saludable, en líneas generales. Liberar el estrés y la ansiedad, gracias al ejercicio físico, puede ser de gran ayuda. Además, ayudará a combatir el sedentarismo. También hay que reconsiderar los hábitos alimenticios, haciendo hincapié en no ingerir tantos alimentos ricos en azúcares o hidratos de carbono, al ser dañinos para el esmalte dental.

Tratamiento del Bruxismo

Si se padece bruxismo, entonces hay que realizar diferentes tratamientos. En el caso del especialista dental, la mejor solución es el uso de una férula de descarga.

Esta férula, colocada en la arcada inferior o superior, hace que los dientes no sufran al tensionar la mandíbula y descongestione la zona. Así, reduce al sobrecarga en la articulación mandibular para que esta no ocasione dolores en la mandíbula, oído o cabeza, vinculados con los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

Si necesitas tratamiento contra el bruxismo, en Clínica Dental Ferrer de Val-García Ramón estamos especializados para paliar esta patología, ¡consúltanos!

El propio paciente puede ayudar a que se mitiguen los efectos del bruxismo. Podemos reducir la inflamación mandibular aplicando hielo y paños calientes. Otra opción para descontracturar la mandíbula, es masajear la zona. Es más, hay especialistas dedicados en esta zona.

En caso de que sea muy grave el problema y se deba a la alineación de los dientes, otro de los tratamientos indicados es el de realizar una ortodoncia.

Como puedes ver, el bruxismo puede acarrear muchos más problemas de lo que parece. Por eso, es muy importante paliar sus efectos, ¡mejorarás tu calidad de vida!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − cuatro =