Por-que-sale-sarro-dientes

¿Por qué me sale sarro en los dientes?

El sarro dental es un problema común que afecta a gran parte de la población. Se trata de una acumulación de placa bacteriana que se endurece en los dientes y las encías, formando una sustancia dura y calcificada. Pero, ¿por qué ocurre esto y qué consecuencias puede tener para nuestra salud bucal? Sigue leyendo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el sarro dental.

¿Qué es el sarro dental?

El sarro dental, también conocido como cálculo dental o tártaro, es una acumulación de placa bacteriana que se forma en los dientes. Esta placa es una película pegajosa y transparente compuesta por bacterias, restos de alimentos y saliva. Si no se remueve adecuadamente con una buena higiene, la placa se puede endurecer y convertirse en sarro.

El sarro dental tiene un color amarillento o marrón y se adhiere fuertemente a la superficie de los dientes. A medida que este se acumula, puede afectar a las encías y al esmalte dental, lo que puede llevar a problemas más graves.

Causas del sarro en los dientes

Mala higiene bucal: la falta de una adecuada higiene bucal es una de las principales causas del sarro dental. Si no cepillas tus dientes de forma correcta después de cada comida y no utilizas hilo dental de manera regular, la placa bacteriana se acumulará y se convertirá en sarro. Es importante cepillar los dientes como mínimo dos veces al día, utilizar hilo dental y hacer enjuagues bucales para eliminar la placa bacteriana y prevenir el  sarro.

Dieta y hábitos alimenticios: la dieta también puede influir en la formación de sarro dental. El consumo frecuente de alimentos ricos en azúcares y carbohidratos, y como de bebidas como el café o el té, favorece la acumulación de placa bacteriana y la formación de sarro. Reducir o limitar el consumo de estos, así como mantener una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, puede ayudar a prevenir la formación de sarro.

Factores genéticos y predisposición: algunas personas, por su genética, pueden tener una mayor facilidad a la acumulación de sarro dental. Esto se debe a la composición de la saliva y a la capacidad del organismo para eliminar la placa bacteriana de forma natural. Si tienes antecedentes familiares de acumulación de sarro, es importante que mantengas una buena higiene bucal y que visites regularmente al dentista para prevenir problemas.

Consecuencias del sarro en los dientes

Gingivitis

La presencia de sarro en los dientes puede irritar las encías y provocar gingivitis, una inflamación de las encías. Los síntomas de la gingivitis incluyen enrojecimiento, inflamación, sangrado de las encías y mal aliento. Si no se trata a tiempo, la gingivitis puede progresar a periodontitis, una enfermedad más grave que afecta los tejidos de soporte de los dientes.

Periodontitis

La acumulación de sarro puede llevar a la periodontitis, una enfermedad que afecta los tejidos y huesos que sostienen los dientes. La periodontitis causa inflamación, sangrado, retracción de las encías, movilidad de los dientes e incluso pérdida dental. Es importante tratar la periodontitis a tiempo para prevenir daños irreversibles en los tejidos de soporte de los dientes.

Mal aliento y decoloración dental

El sarro dental también puede provocar mal aliento persistente y decoloración de los dientes. Debido a su naturaleza porosa, el sarro tiende a absorber pigmentos de los alimentos y bebidas, lo que puede resultar en manchas y decoloración en los dientes. Además, las bacterias presentes en el sarro pueden producir compuestos malolientes, causando un aliento desagradable.

Cómo prevenir y eliminar el sarro dental

Buena higiene bucal

La mejor manera de prevenir la formación de sarro es mantener una buena higiene bucal. Cepilla tus dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y utiliza hilo dental diariamente para eliminar la placa bacteriana entre los dientes y en la línea de las encías. También puedes complementar tu rutina con enjuagues bucales antimicrobianos recomendados por tu dentista.

Alimentación saludable

Una alimentación saludable puede contribuir a prevenir la formación de sarro dental. Limita el consumo de alimentos y bebidas azucaradas, evita los alimentos pegajosos que se adhieren fácilmente a los dientes y opta por una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, lácteos y proteínas magras. Beber suficiente agua también ayuda a mantener la boca hidratada y a eliminar los residuos de alimentos.

Visitas regulares al dentista

Las visitas regulares al dentista son fundamentales para prevenir y controlar la acumulación de sarro dental. Durante los chequeos dentales, el dentista realizará limpiezas profesionales para eliminar el sarro y la placa bacteriana que no puedes eliminar con la higiene oral diaria. Además, el dentista podrá detectar y tratar cualquier problema bucal en etapas tempranas.

Tratamientos para eliminar el sarro

Limpieza dental: la limpieza dental profesional es el método más efectivo para eliminar el sarro dental. Durante este procedimiento, el dentista utiliza herramientas especiales para raspar y pulir cuidadosamente el sarro de los dientes y las encías. La limpieza dental profesional se recomienda al menos una o dos veces al año, dependiendo de las necesidades de cada persona.

Otras opciones de tratamiento

En casos de acumulación severa de sarro, el dentista puede recomendar tratamientos adicionales. Estos pueden incluir el uso de ultrasonidos para eliminar el sarro de forma más precisa, terapia con láser para tratar las encías inflamadas o incluso cirugía periodontal en casos más avanzados de enfermedad periodontal.

El sarro dental es un problema que puede afectar la salud bucal y general si no se trata adecuadamente. Mantener una buena higiene bucal, tener una alimentación equilibrada y visitar regularmente al dentista son las claves para prevenir la formación de sarro y mantener una sonrisa saludable. Si tienes acumulación de sarro, no dudes en buscar asesoramiento y tratamiento profesional para evitar complicaciones a largo plazo. ¡Tu sonrisa lo agradecerá!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − cinco =