alimentacion y salud dental

La alimentación y la salud dental

Los alimentos que consumimos diariamente, en toda su variedad, definen nuestra salud, correcto crecimiento y desarrollo. Y es que una correcta alimentación afecta positivamente a prácticamente todos los aspectos de nuestra salud; desde nuestra salud mental, hasta la salud dental.

La alimentación tiene un papel esencial en la aparición de las caries. Al descomponer los azúcares, se generan ácidos que afectan la estructura mineral del esmalte. Si se presentan las condiciones adecuadas, esto dará lugar a caries.

¿Por qué la comida afecta a nuestra salud dental?

La comida puede afectar negativamente a nuestra salud dental, ya que muchos de los alimentos que consumimos contienen azúcares, carbohidratos y ácidos. Estos componentes, que se encuentran en las comidas, pueden dañar nuestro esmalte dental y promover la proliferación de bacterias en la boca. Bacterias que se alimentan de los azúcares, producen ácidos que atacan el esmalte dental y pueden producir caries.

Además, una incorrecta higiene bucal después de la ingesta de alimentos, suele traer efectos negativos en la salud dental. El cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal son factores esenciales para eliminar los restos de comida y así prevenir la acumulación de bacterias.

Por lo tanto, no solo es importante tener una buena alimentación para cuidar nuestra salud dental, también es importante la higiene bucal después de comer.

Alimentos que fortalecen nuestros dientes

Seguro que te haces una idea de los alimentos que afectan de forma negativa a tus dientes. Pero, si hablamos de los que los fortalecen, tal vez tengas más dudas. Te damos un listado de algunos alimentos que te ayudarán a mejorar tu salud dental.

Lácteos, yogures y quesos: este seguro que te lo esperabas encontrar en la lista. Y no es para menos, los productos derivados de los lácteos son una enorme fuente de calcio, un mineral que fortalece nuestros huesos y dientes.

Verduras de hojas verdes: Las hortalizas de hojas verdes, como las acelgas, espinaca o endivias, tienen un alto contenido de fibra. Este alto contenido en fibra resulta positivo para la salud bucal, ya que al masticarlos se genera una gran cantidad de saliva. La cual contribuye a la limpieza dental y a neutralizar los ácidos responsables de la aparición de caries.

Fresas: las fresas son un alimento que aporta diferentes beneficios a nuestra salud bucodental. El consumo de esta fruta ayuda a estimular la circulación sanguínea en encías, así como a estabilizar las caries agudas. Pero, además estás tienen un alto contenido de Xylitol que, ataca las bacterias que provocan la aparición de placa dental.

Té verde: esta bebida aporta numerosos beneficios a nuestro cuerpo, entre los que se encuentra la protección de nuestros dientes. Esto se debe a que el té verde contiene antioxidantes que previenen que la placa de adhiera. Además, esta bebida contiene flúor de forma natural, el cual favorece el esmalte dental y evita la aparición de caries.

Manzanas: las manzanas son un fruto que contiene polifenoles. Estos actúan como unos antioxidantes con función anti-bactericida, lo que ayuda a disminuir las caries.

Alimentos dañinos para nuestros dientes

  • Dulces y caramelos: además de su alto contenido de azúcar, gran parte de estos son pegajosos y se adhieren a los dientes, aumentando el riesgo de caries. Los caramelos duros también pueden romper los dientes si se muerden con fuerza.
  • Bebidas gaseosas y zumos envasados: su elevado contenido de azúcar no es el único inconveniente que presentan la mayoría de bebidas gaseosas y zumos de frutas. Estos también contienen ácido fosfórico y ácido cítrico, lo cuales también pueden erosionar el esmalte dental con el tiempo.
  • Alimentos ácidos: los alimentos ácidos pueden ser dañinos para nuestros dientes si se consumen en exceso o se consumen con gran frecuencia. El ácido puede crear una erosión en el esmalte dental y exponer la dentina, provocando así, sensibilidad dental y caries.
  • Alimentos pegajosos: los alimentos pegajosos pueden quedar atrapados entre los dientes y las encías, ocasionando caries y otros problemas dentales. Además, algunos de estos alimentos, como los chicles, pueden dañar los aparatos de ortodoncia.
  • Alcohol: el alcohol es un diurético que puede reducir el flujo de saliva y generar sequedad en la boca. La saliva ayuda a neutralizar los ácidos y protege los dientes contra las caries, por lo que la falta de saliva aumenta el riesgo de problemas dentales.

Como has podido comprobar, la alimentación y la salud dental están estrechamente relacionadas, y una dieta equilibrada y rica en nutrientes es clave para mantener una sonrisa saludable y radiante. No olvidemos que nuestros dientes son el reflejo de nuestra salud en general, y por ende, cuidar de ellos es cuidar de nuestro bienestar. Al incorporar alimentos beneficiosos para nuestros dientes, evitar aquellos que los dañan, y mantener una rutina de higiene dental adecuada, estaremos sentando las bases para una vida dental saludable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + uno =