beneficios irrigador bucal

Los Beneficios del Irrigador Bucal

Tener una sonrisa perfecta y limpia es el objetivo de muchas personas, no solo porque la sonrisa es  su carta de presentación y ayuda a tener una mejor estética, sino también es por un tema de salud.

Para conseguirlo es necesario mantener una buena higiene bucal en la que al menos  se cepillen los dientes tres veces al día. No obstante, en muchas ocasiones, el cepillado no es suficiente para limpiar en su totalidad los dientes, por ello es necesario utilizar también el hilo dental o el irrigador bucal.

Sobre este último producto os vamos a hablar: el irrigador bucal.

¿Qué es el Irrigador bucal?

El  Irrigador bucal es un elemento que se utiliza para completar la limpieza bucal. En si, es un aparato que desprende un chorro de agua a presión pulsátil que se utiliza sobre los dientes y las encías.

La presión del agua hace que se pueda llegar a prácticamente cualquier rincón de los dientes y así poder  arrastrar los restos de comida y limpiarlos en su totalidad.

Seguramente este aparato lo hayas visto siempre en las consultas de los dentistas y creías que era un producto solo profesional, pero estabas equivocado, hace ya un tiempo este producto puede adquirirse y tenerlo en casa de forma muy sencilla.

Ventajas del uso del irrigador bucal

Este producto tiene multitud de beneficios para quién lo use. Eso sí, debemos recordar que el irrigador por sí solo no es suficiente para mantener una buena higiene dental, sino que éste es solo un complemento del cepillado.

El beneficio principal del irrigador bucal es que permite eliminar restos de comida en lugares donde otros elementos no pueden alcanzar.  Gracias a su estructura se puede limpiar zonas profundas donde se suele quedar restos de comida y bacterias.

Entre los beneficios de la utilización de un irrigador dental podemos destacar los siguientes:

  • Reduce considerablemente el nivel de placa bacteriana en los dientes, por lo que será más difícil que aparezcan dientes o se cree sarro y con él una enfermedad periodontal.
  • Se reduce la inflamación y el sangrado de las encías al masajearse suavemente las encías con el chorro de agua.
  • Te permite mantener una sensación de limpieza y frescura de la boca durante todo el día.
  • Elimina el mal aliento
  • Permite limpiar con menos esfuerzo los implantes dentales, prótesis, coronas o carillas
  • Permite eliminar manchas de los dientes y los hace lucir más blancos.
  • Para las personas con ortodoncia les permite tener una boca más limpia.
  • Ayuda al tratamiento de las enfermedades periodontales porque mejora la limpieza de las bolsas periodontales
  • Previene enfermedades dentales

Además, este producto es fácil de usar para cualquier persona independientemente de la edad que tenga, no necesita instalación y es económico de conseguir.

En definitiva la utilización de un irrigador bucal te permite tener menos placa dental, tener unas encías sanas, prevenir enfermedades y tener una sensación mayor de limpieza y frescor.

¿Quién puede utilizarlo?

Como hemos dicho, el irrigador bucal es un complemento ideal para mantener limpia nuestra boca y sonrisa, pero:, ¿Todos pueden utilizarlo?

En general, este producto está indicado para todo el mundo, pero sobre todo supone una gran ayuda para determinadas personas.

En concreto las siguientes:

  • Personas con implantes dentales, coronas, carillas o prótesis fijas
  • Personas con ortodoncia
  • Personas diabéticas, ya que son más propensas a tener problemas de encías.
  • Personas con enfermedades periodontales como la gingivitis.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =