como blanquear dientes forma eficaz

Cómo blanquear los dientes de forma eficaz

En principio, no se trata de un problema funcional, pero sí de una preocupación estética que cada vez es más importante. Tener los dientes amarillos, hoy en día, puede darnos cierto reparo. Sobre todo, en nuestras relaciones sociales.

Es algo que suele suceder en personas más mayores. No en vano, este color se debe a que la dentina es de color marrón y, con el desgaste del esmalte, empieza a ser más visible. Así, el esmalte está constituido por una serie de poros que se van abriendo, con el paso del tiempo.

De la misma forma, hay una serie de hábitos que pueden acelerar este proceso de decoloración dental, los cuales pasan por el tabaquismo, la ingesta de bebidas como refrescos o café, además de alimentos muy ácidos e incluso factores genéticos.

En este artículo, nos queremos centrar en cómo blanquear los dientes. Efectivamente, hablamos de los diferentes tratamientos que nos pueden ayudara a poder lucir una sonrisa más blanca, ¡pero también natural!

La clave del blanqueamiento: los peróxidos

La cuestión es cómo se puede conseguir el blanqueamiento deseado. En este sentido, hay que recurrir a la química para poder entender el proceso en el que se puede recuperar una blanca sonrisa.

Así, los agentes blanqueadores que permiten este proceso están compuestos de una sustancia con peróxidos, los cuales al aplicarse en las piezas dentales, reaccionan con la parte interior del diente. Se trata de un proceso de oxidación, donde las moléculas del interior pierden su color, otorgándole un tono más blanquecino a la pieza dental.

En este sentido, hay dos agentes blanqueadores que se diferencian químicamente y que tienen efectos distintos, se trata del peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida.

El primero de ellos tiene un resultado mucho más rápido, aunque el tonto que se consigue es más artificial. Por su parte, cuando el agente blanqueador está compuesto por el peróxido de carbamida, el resultado obtenido es a medio plazo, pero el blanco resultante de los dientes es más natural y más duradero con el paso del tiempo.

Blanqueamiento dental eficaz y seguido por un profesional

Puede que hayáis buscado remedios caseros para el blanqueamiento dental, pero no tienes asegurada su eficacia.

Lo mejor, en estos casos, es acudir a una clínica dental especializada. Recuerda que tenemos una amplia experiencia en estética bucodental y, más concretamente, en tratamientos de blanqueamiento dental, ¡consúltanos!

En este sentido, lo mejor que se puede hacer es comenzar el tratamiento con un dentista especializado y luego seguir con el proceso en nuestra propia casa, con el seguimiento pertinente del especialista. Así, lo podemos dividir en dos fases claramente diferenciadas, que, siendo combinadas, ofrecen los mejores resultados de blanqueamiento dental.

Blanqueamiento en clínica dental

En primer lugar, hay que hacer una limpieza exhaustiva de la boca. Es decir, una limpieza dental a fondo, para eliminar cualquier tipo de resto.

Posteriormente, se aplica un gel con agentes blanqueadores en las piezas dentales que se fotoactivan con una lámpara LED de luz fría. Gracias a este proceso, lo que se consigue es que el gel penetre con mayor profundidad por medio del esmalte. Con ello, se consiguen unos resultados mucho más duraderos. Cada sesión es de una aproximadamente y sus resultados son inmediatos.

Blanqueamiento supervisado

El tratamiento en clínica se puede combinar con uno que realice el propio paciente en su hogar, siempre tutelado por un profesional. Así, se realiza una férula o cubeta de la dentadura del paciente y se le proporciona un kit con jeringuillas y gel blanqueador que debe de colocar en la férula, para su aplicación en casa.

Como ya hemos dicho, lo mejor es que un odontólogo supervise todo el proceso y le marque al paciente las cantidades necesarias, además de sus instrucciones de uso.

Siguiendo este tratamiento, conseguirás una sonrisa mucho más blanca, pero también más natural. Con el blanqueamiento dental, consigues un tono más blanco, pero tampoco un resultado sumamente exagerado. Por norma general, se mejora entre 2 y 6 tonos.

Si lo que buscas es tener una sonrisa 100% blanca, puedes optar por otros tratamientos, como la implantación de carillas de porcelana, ¡pregúntanos si tienes alguna duda!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =